Golpe en Brasil: el Senado suspendió a Dilma

Golpe en Brasil: el senado suspendió a Dilma Rousseff

Dilma Brasil manifestantes

Por Esteban Raies

Con 55 votos, o sea, 55 senadores que levantaron la mano en la sesión que terminó esta madrugada, consumaron el primer golpe institucional de la democracia brasileña y torcieron la voluntad de 54 millones de votantes que habían elegido a Dilma Rousseff como presidenta del país más grande de América y la suspendieron por 180 días, período durante el cual se le hará un juicio político. Su cargo lo ocupará su vicepresidente y principal conspirador, Michel Temer, líder del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB).

Lo más llamativo es el motivo: a Dilma se la suspende no por un caso de corrupción sino por una cuestión administrativa. Se la “acusa” de imputar a un período los gastos que correspondían a otro. Pero Dilma no tiene cuentas en el exterior, no forma parte de sociedades off shore ni guarda dinero en ningún paraíso fiscal. Pero la cadena O´Globo -el Grupo Clarín de Brasil- le dedicó horas de televisión para desprestigiar su imagen y preparar la estrategia que algunos llaman “golpe blando” y que encabezó el hoy presidente interino, Temer.

Por si alguien dudaba de que el plan internacional es barrer con los gobiernos populares de la región, los senadores  brasileños desoyeron al presidente de la Cámara de Diputados, que hace dos días aconsejó retrotraer a media sanción dada por los diputados a la suspensión por 180 días de Dilma Rousseff y le dieron curso al mandato golpista de los diputados.

Militante del PT, sufrió por sus ideas en tiempos de dictadura. En el verano de 1970, la secuestraron: durante 22 días la torturaron con descargas eléctricas. Un tribunal militar la condenó  a seis años de prisión y dieciocho años de inhabilitación de sus derechos políticos. Luego de cumplir tres años, el Tribunal Militar Superior redujo la pena a dos años y un mes.

Dilma, economista de profesión, hija de un pequeño empresario de Bello Horizonte, se desempeñó al frente de la jefatura de gabinete de Brasil y ministra de Minas del gobierno de Lula Da Silva antes de ser elegida como presidenta de la Nación, cargo que ocupaba desde el 1 de enero de 2011 y para la cual fue reelegida en 2015. Fue la primera mujer en ser elegida con el cargo más alto de Brasil.

Ahora queda esperar el desarrollo del escenario en los próximos seis meses. Cuadno supo la decisión del Senado, Dilma se mostró fuerte y dio un emotivo discurso donde dijo que tiene fuerzas para luchar dentro del sistema democrático. Le pidió a los brasileños que se manifiesten en las calles. Dilma sabe que el futuro es imprevisto y que este semestre es clave.

Etiquetas ,

Posts relacionados

*

Top